¿De dónde vendrá este amor por el audio?

A veces me pregunto…

¿De dónde vendrá este amor por el audio?
De la entonación de las palabras para formar oraciones, las mismas que luego dan sentimientos a párrafos, y que terminan otorgándole vida propia a historias. Historias que escuchamos sin descanso una y otra vez.
Porque al fin y al cabo, buenas o malas, dramáticas o divertidas, lo que queremos es escuchar alguna historia, porque la mayoría dejan alguna enseñanza… quizás?

Tengo recuerdos de pequeño, de tardes con mi abuelo en su negocio, una ferretería donde no podía faltar jamás, el sonido de fondo de las inconfundibles voces de locutores de AM manteniendo ese tono tan particular e inimitable. La compañía de la radio era un ritual que formaba parte de la rutina diaria.
La música, también desde temprano, claro que ocuparía un papel más que importante y me llevaría por el camino del estudio de varios instrumentos.
Pero la vida fue pasando, irreversiblemente, y ya en mis días de adultez me topé con el podcast, sin querer.

Podcast, en esa palabra tan rara me reencontré con algo parecido al mundo que experimente en mi niñez. Pero esta vez la cosa era distinta. Esta vez, la voz que salia por un parlante podía ser la de cualquiera que compartiera la misma pasión que la mía, y donde la única premisa que se debia cumplir, era que se tenga una historia para contar.
La verdadera “voz del pueblo” salía por auriculares ahora, y se escuchaba en tabletas y smartphones.
Pero…..
Como creo que todos los que nos sumergimos en este mundo lo hacemos apasionadamente (además de como hobbie), buscamos hacer un producto cada vez más pulido y terminado, de manera amateur y más allá de que nos escuchen 10 o 1000 personas. Porque de eso se trata la pasión.
Y es así que grabamos, editamos, reeditamos hasta altas horas, producimos, nos reunimos y entrevistamos, investigamos sobre consolas, micrófonos y debatimos cuales Apps son más indicadas que otras, subimos el material a todo directorio que se nos cruce en la red, pagamos hostings, y dedicamos tiempo, bastante tiempo, mucho TIEMPO.
Entonces hay momentos que me digo a mí mismo….

¿Vale la pena tanto despliegue? ¿Vale la pena esta inversión de tiempo?
Generalmente, al rato, o al otro día como mucho, se me pasa la idea y voy a la carga con todo nuevamente, más embalado que antes! Arremetiendo contra todo!
Y ahí es donde, otra vez me pregunto…
¿De dónde vendrá este amor por el audio?

 

4 comentarios en “¿De dónde vendrá este amor por el audio?

  1. Linda historia. Me identifico mucho con esto. Es más, cada vez tengo más ganas de empezar mi propio podcast pero hay una cosa que me cuesta todavía y es entender como van cambiando a velocidades increíbles. De las AM, a las formas de escuchar música y ahora la forma en la que la radio va dejando su lugar al podcast. En fin, interesante manera de expresar un sentimiento en el que, aunque me resista, estoy de acuerdo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Que pregunta. No se bien de donde viene. Yo creo q viene de adentro de cada uno. Supongo, porque al escuchar algo q me conmueve uno siente como la piel se eriza, los sentidos y las fibras se electrifican y te queman hasta el craneo. El corazon late a otro ritmo… debe venir de ahi. Del interior

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s