¿Necesito unos buenos audífonos?

Tengo un buen micrófono para hacer podcast… ¿También necesito unos buenos audífonos?

Todo el mundo que comienza en el mundo del Podcasting siempre esta pensando ¿Cuáles son las cosas básicas que se necesitan para realizar un buen podcast?

Luego de resolver el tema del hosting, la tendencia es mirar el hardware y eso nos lleva al micrófono… pero ¿Qué tanta atención prestamos al tema del uso de los audífonos? ¿Acaso no puedo trabajar con mis parlantes?

Si tu podcast sólo vas a comenzarlo como hobby y no quieres dedicarle tanta atención a la parte de la edición, entonces puedes, al igual que el micrófono, utilizar unos auriculares sencillos, de esos mismos que usas como manos libres. Pero si tu intención es procurar algo más profesional, el considerar unos buenos audífonos te dará más detalles de lo que tus usuarios van a escuchar con el producto final que has preparado.

En primer lugar, quiero aclarar que editar con parlantes y audífonos es diferente, recuerda que la mayoría de usuarios te escuchan a través de sus auriculares, entonces con los parlantes, quizás en tu edición le des más amplitud a partes de tu podcast que no lo necesitan, haciendo que en ocasiones a las personas no les agrade tu producto (aún teniendo un buen contenido).

Si tu podcast contiene mucha música o en su defecto utilizas muchas transiciones de efectos mientras suena una voz o como simple cortina, el utilizar esos auriculares que viene con tu móvil, que por lo general vienen en mono y no en estéreo, te da una desventaja grande. En ocasiones tienes como situación que la voz esta siendo opacada por esos efectos de transición o música, haciendo que lo que estás hablando no se escuche bien o que el oyente se pierda más en el fondo que en lo que esta diciendo el podcaster.

Te imaginas si el GRAN APAGÓN hubiera sido editado con ese tipo de audífonos, las intenciones de los productores de que el oyente se sintiera sumergido, con efectos de gritos en la lejanía (como el propio @sunne cuando en la segunda temporada sale corriendo a revisar qué pasaba y dejaba la conversación con los otros podcasters) o el efecto donde unos de los personajes principales cuando está rodeado por varias personas y todos al mismo tiempo hablando y diciendo cosas, ese efecto no podría ser replicado de manera natural con unos audífonos de baja calidad.

¿Te imaginas un podcast con el efecto de Sonido 3D? La única manera posible de hacer ese efecto es con buenos auriculares (cuando no se utiliza el micrófono de orejas que procura ese efecto y lo haces por edición) o emular el trabajo que hace @LocutorCo de traerte en su podcast el paisaje sonoro de Colombia u otros lugares del mundo.

Nada de eso será viable con unos pequeños audífonos sencillos, entonces te recomiendo unos audifonos profesionales, como alguno de los siguientes modelos: Takstar PRO 82, Sony MDR7506 o Sennheiser HD 4.40 BT.

Recuerda siempre que debes editar pensando en tu oyente, le estas hablando directamente a sus oídos.

Jean Carlos Gutierrez
Podcaster apasionado de la Tecnología, estudiante autodidacta de la Seguridad Informática, listo para ayudar a quien lo necesita.

Podcast, ¿en español?

Cada vez que promocionamos nuestro podcast, nos encontramos con la pregunta más recurrente de todas, ¿qué es un podcast? Rápidamente soltamos la misma respuesta que llevamos ensayada desde que iniciamos nuestra aventura podcastera. Claro, con el tiempo esa respuesta ha tenido mejoras, y las tiene porque hemos descubierto lo independiente que estamos de las radios convencionales y las innumerables posibilidades que nos brinda una emisión de audio bajo demanda.

Pero, ¿qué pasa si necesitamos explicarlo por escrito? No debería ser tan difícil, ¿verdad? De todas formas, mal que bien, conocemos nuestro trabajo, la técnica de grabación, las plataformas digitales donde publicamos, la difusión que realizamos y hasta podemos reseñar cómo este formato nació con el nuevo milenio, allá por el 2004, cuando el buen Adam Curry tuvo la innovadora idea de utilizar una especificación del formato RSS para incluir archivos adjuntos. También podríamos recordar a Ben Hammersley, quien en el mítico The Guardian, acuñó por primera vez la palabra podcasting haciendo un acrónimo entre Ipod y broadcasting.

Bien, aquí viene lo esencial. Sabemos que el término podcast es una palabra inglesa. Entonces, ¿existe una traducción para este término? La respuesta es un rotundo no, al menos por ahora. En tiempos de inmediatez global es más difícil que los extranjerismos encuentren su equivalente en español, más aún si esta palabra se usa para una actividad en plena expansión mundial como el podcast. Entonces queda la adaptación, y es justamente la solución que por el momento la RAE sugiere para hacer frente a la necesidad de hablar de podcast en un texto escrito.

Pódcast, con tilde, es la adaptación del anglicismo podcast, Así podemos utilizar el pódcast de manera invariable ya sea si hablamos de un pódcast, o de numerosos pódcast. Sin embargo, no existe actualmente una adaptación al término podcasting, por tanto, les recomiendo utilizarlo entrecomillado o en cursivas -prefiero lo último-, para así explicitar que estamos utilizando un extranjerismo.

Dicho esto, no estaría mal si abrimos el debate y nos ponemos a discutir -en serio-, qué términos de nuestra exquisita lengua española podríamos utilizar para sustituirla por el pódcast. ¿Difusión de audio? ¿Redifusión multimedia? ¿Audio bajo demanda? ‘¿Audimanda?’ Bueno, bueno, sabemos que dadas las circunstancias actuales de expansión del formato, un cambio así no es posible, pero recuerden que este tipo de contenido ya no sólo se distribuye en Ipods, así que no estaría mal aprovechar la oportunidad para actualizar los términos que utilizamos. Después de todo, los protagonistas de la dinamización de este formato somos nosotros.

Jorge Antonio Juarez ValverdeAbogado limeño. Podcaster en «Por las rutas de la curiosidad«. Aprendiz de escritor en «El Eterno Diletante«

Repaso del Podcast UP

Un nuevo mes que pasa en el podcast sobre podcasting más genial del universo, Unión Podcastera, si no se han suscrito háganlo ya mismo, ni se imaginan de todo lo que se pierden, y luego de suscribirse, compartan en todos lados. Ahora sí, a lo que vinimos.

En el primer episodio del mes comenzamos por todo lo alto con el dúo dinámico más querido de la podcasfera, Laura (@lormez16) y Andrea (@AndreaSoaafi) hablando sobre algo que, en lo personal, nunca había oído y que ahora que les escuché me dio un mal cuerpo que ni para qué, “El síndrome del impostor”, entérense ustedes también aquí.

De un tema algo escalofriante pasamos, de la mano de Pato Lopardo (@PatoLopardo), Sandra (@MissTabooSW) y Esteban (@estebancoaching), a un tema más relajante, “¿Cómo un podcast puede ayudar al prójimo?” es la pregunta que intentarán resolver nuestro colegas en este segundo episodio del mes de Abril y lo pueden escuchar aquí.

El mejor podcast sobre podcasting continuó con una genial entrevista a Core (@LosInmamables) por parte de Francisco (@BalamComic) donde nos dan un repaso por toda la historia de uno de los podcast de mayor arrastre y edad del podcasting Mexicano, “Los Inmamables”, disfrutamos de Core y Francisco con sus contagiosas risas desde este enlace.

Y cerramos el mes con otra entrevista para dar a conocer grandes podcast a todos nuestros seguidores. En esta ocasión Andrés (@AndyDespertares) se ha sentado a tomar un café, mientras charlan de monetización, lados difíciles de buscar un sueño, estrategia para crear un podcast y una marca personal, junto a Robert Sasuke (@RobSasuke) de “Te invito a un café”, escuchen todo eso justo aquí.

¡No pueden perderse ninguno!

Spotify y la nueva era del podcasting

Al final de febrero pasado Spotify anunció que había adquirido dos compañías relacionadas al podcasting, dando una indicación clara de que quieren establecerse como una plataforma de podcasting en adición ser una plataforma de música. Esta compra resultó ser la más cara en la historia del medio hasta ahora, unos estimados 340 millones de dólares (la adquisición más cara antes de esta fue la de iHeartMedia, que compró a Stuff Media por 55 millones de dólares). Con esto, Spotify añade a su plataforma a Gimlet Media y a Anchor. Gimlet es una compañía que produce actualmente 26 podcasts y Anchor es una plataforma para que individuos produzcan sus podcast.

Mucho se ha especulado sobre qué es lo que refleja este nuevo suceso en el mundo podcastero. La noticia ha recibido críticas y halagos, pero lo que sí es bastante notable es la preocupación de la comunidad por este cambio. A pesar de que esta compra legitima un medio que ha sido calificado en ocasiones como insignificante por los medios tradicionales, este cambio puede convertir al podcasting en un medio parecido a la radio, cambiando así la esencia del podcasting. Luego de la compra de Gimlet Media, los empleados han decidido unionarse. Aparentemente la preocupación sobre el futuro no es exclusiva de los consumidores de podcast, sino también de los empleados de Gimlet.

En este momento no se sabe cuál es el enfoque que le va a dar Spotify a sus nuevos podcasts, pero la compañía si ha afirmado que los podcasts existentes no van a tener cambios. Así que si usted es fan de Reply All o Heavyweight, duerma tranquilo porque podrá seguir escuchando sus podcasts como hasta ahora. Los cambios serán para los futuros podcasts que se creen ahora que Gimlet es parte de Spotify.  

Spotify ha sido criticado fuertemente por la manera que ha cambiado el mundo de la música y cómo ha afectado a las ventas de discos y reducido las ganancias de las casas disqueras y músicos. La pregunta más común es: ¿Quiere Spotify hacer lo mismo con los podcasts? Esto está aún por verse.

Los podcasts hasta ahora han sido en su mayoría de carácter independiente, pero hoy día, los medios tradicionales han entrado en el mercado del podcasting. Compañías como NPR, CNN, BBC y muchas otras han comenzado a crear contenido en formato de podcast. La comunidad independiente de podcasters ahora está teniendo que competir con mega compañías de medios y sus gigantes presupuestos. Sin embargo, una de las cosas que más atrae de los podcasts es la poca regulación del contenido y la conexión directa entre los creadores de podcasts y sus podescuchas.

Una compañía que invierte 230 millones para adquirir dos plataformas de podcasting, ciertamente piensa que le va a resultar en un beneficio económico esa adquisición. El mayor problema de los podcasts hasta ahora ha sido la monetización. Para lograr monetizar los podcasts se han utilizado métodos convencionales como los anuncios, pero también han surgido nuevas formas de recibir beneficio. Una de estas formas es la donación directa o a través de compañías como Patreon. Es en esta área donde probablemente la adquisición de estas compañías podría cambiar el juego.

En el pasado, Spotify ha creado podcasts que están detrás de una cortina de pago. Lo mismo han hecho otras compañías como Stitcher, sin embargo usualmente la cortina de pago es para acceder a los episodios más antiguos de los podcasts. Spotify, a diferencia de otras compañías, ha usado la técnica de ofrecer dos o tres episodios de un podcast, para luego cobrar por acceder a los episodios luego de los episodios gratuitos. Este es el viejo truco de “te regalo la droga dos o tres veces, y cuando estés adicto, te cobro por ella”. A muchos podescuchas eso no le resulta atractivo. Yo dejé de escuchar el podcast sobre la historia de El Chapo cuando llegué al episodio donde tenía que pagar por el contenido. Mi decisión fue totalmente emocional, no tuvo que ver nada con el costo de los episodios o la calidad de la serie. En mi opinión, yo prefiero pagar por decisión propia a que una compañía me fuerce a pagar por ese contenido.

Una cosa positiva que sí podría hacer la adquisición de Spotify es proveer un algoritmo, hasta ahora inexistente, para facilitar el descubrimiento de nuevos podcasts. Debido a que no existe una plataforma “universal” para el podcasting, descubrir nuevos podcasts es a veces un asunto complicado. Usualmente la mayoría de los podescuchas descubren podcasts a través de recomendaciones personales. Si Spotify crea un algoritmo para recomendar podcasts basado en intereses y en podcasts que el usuario ya escucha, esto sería una increíble contribución al medio. Ya Spotify está trabajando en esto y sabemos que ellos son expertos en el asunto. Esperemos que sí lo logren.

La industria del podcasting ha llegado a un nivel de madurez en el que las compañías multinacionales se han comenzado a interesar. Del año 2014 al presente, los podescuchas en Estados Unidos han crecido de 42 a 73 millones y se espera que la cantidad de podescuchas se duplique nuevamente para el 2020 de acuerdo a un estudio reciente de Interactive Advertising Bureau and PWC. Para las personas que escuchamos podcasts esto no es una sorpresa. ¿Cuántas veces hemos llegado al trabajo y en lugar de hablar del programa de televisión que vimos, hemos hablado del podcasts que estamos escuchando? Las cosas ciertamente están cambiando.

Recientemente Spotify ha visto una reducción en su remuneración por usuario. En el 2018, su remuneración por usuario fue en promedio 9.75% menos que el año anterior (Q1-14%, Q2-12% Q3-6% y Q4-7%). Dadas estas circunstancias uno se preguntaría el por qué una compañía decide invertir 340 millones de dólares para integrar otras compañías a su marca. Quizá la adquisición de estas dos compañías son parte de una estrategia de diversificar su mercado. Spotify también añadió a Hulu como parte del ofrecimiento en su paquete “Premium”. En mi opinión es una movida muy sabia.  

 La cantidad de dinero que están invirtiendo las compañías en anuncios en podcasts ha ido también en aumento. Hay compañías como The Daily del New York Times obtuvo más de 10 millones de dólares en venta de anuncios el pasado año. Aún los podcasts independientes como The Joe Rogan Experience y WTF con Marc Maron han resultado en millones de dólares en beneficios para sus creadores. Muchos comediantes, como Ms. Pat y Joey Díaz han dicho que su participación en podcasts o el tener sus propios podcasts les han resultado beneficiosos para vender sus espectáculos de comedia. Muchos de ellos ya no hacen participaciones en la radio porque según ellos, no les trae más audiencia a sus espectáculos. Esta es otra forma en la que los podcasts han cambiado el juego.

Luego de haber analizado todo este panorama, pienso que la movida de adquirir estas compañías va a ser algo positivo para Spotify. Esto es indudable considerando que se estima que los podcasts generarán 659 millones de dólares para 2020. Lo que si no estoy seguro es si será un cambio favorable para los podcasts, los creadores de contenido y para la libertad del medio en general. El contenido exclusivo aumentará aún más la fragmentación del medio y resultará en algo parecido a lo que actualmente existe en el mundo del contenido en vídeo. Además de esto, nos quedan muchas preguntas por contestar. ¿Qué arreglos monetarios hará Spotify con los creadores de contenido? ¿Los podcasts ofrecidos estarán accesibles gratuitamente o estarán bajo una cortina de pago? ¿Cómo se manejarán los anuncios? ¿A quién irá el pago por los anuncios en los podcasts en la plataforma? ¿Fomentarán nuevas ideas o seguirán con la temática de podcasts existentes?

Todas estas preguntas se contestarán cuando esta adquisición se complete y Spotify haga públicos sus planes en esta nueva faceta de la compañía. Mientras tanto los productores de contenido independientes tendremos que esperar y cruzar los dedos para que el cambio resulte beneficioso para el podcasting en general y no sólo para Spotify.


Manolo Matos. Puertorriqueño viviendo actualmente en Kentucky y creador, productor y moderador de los podcasts Ateorizar, De Cachete, Cucubano y Polifonía. Lleva creando podcasts desde octubre de 2010 y lo consigues en twitter como @manolomatos.

La mesa podcastera de RØDE

El Podcasting está ganando no solamente más adeptos y Podcasters, sino que muchas compañías empiezan a abrazar la idea de crear productos enfocados en este medio de comunicación.

Una de estas compañías es RØDE, quién lanzó hace unos meses el mini estudio de Podcast llamado Rodecaster Pro, un dispositivo que se ha convertido en el sueño de muchos Podcasters.

¿Qué hace de esta Rodecaster Pro un dispositivo tan especial? Pues varios factores. Para empezar disponemos de varios métodos de entrada de audio.

Podemos conectar 4 micrófonos mediante puertos XLR, y podemos configurar cada uno de ellos de forma separada para cambiar matices en la voz, añadir efectos, compresión, filtros, etc.. Si tienes micrófonos de la marca, ya tienes por defecto una serie de configuraciones predeterminadas, de lo contrario, no hay problema, igual puedes usar cualquier tipo de marca o modelo de micrófono con conexión XLR.

Una de las funcionalidades más interesantes que incorpora la Rodecaster Pro es su método de reducción de ruido. Consiste en apagar de forma muy rápida el micrófono del Podcaster cuando este no está hablando, y de encenderlo cuando detecta que habla. Esto en condiciones de ambiente con mucho ruido puede resultar muy conveniente o cuando estamos grabando con varias personas en el mismo lugar.

Los preamplificadores de Clase A proporcionan una estructura de ganancia mucho más limpia con menores niveles de distorsión, ofreciendo como resultado una señal increíblemente limpia y silenciosa. También tienen polarización de servo, manteniendo bajos los niveles de distorsión.

Podemos usar la señal proveniente desde un dispositivo vía Bluetooth o usando un cable TRRS por un puerto Jack de 3.5”. Esto nos permite por ejemplo, capturar la llamada telefónica entrante en nuestro dispositivo y hacer una entrevista telefónica.

Como es lógico, podemos capturar el audio que proviene desde un ordenador vía USB, y convertir la Rodecaster Pro en una interfaz de audio.

Hasta aquí nada fuera de lo común, o por lo menos son muchas cosas que otros dispositivos similares hacen pero, la joya de la corona es que, todas estas entradas de audio pueden ser grabadas en pistas separadas, lo que conocemos como Multipistas.

La grabación resultante podemos llevarla a una aplicación de tipo DAW en nuestro ordenador, o simplemente grabar directamente en una memoria MicroSD que podemos conectar a la Rodecaster Pro y que la convierte en un dispositivo ideal para llevar a todas partes en una mochila.

Todo esto en conjunto puede justificar su precio de $599 dólares para algunos, y es que la Rodecaster Pro en muy pocas palabras, es un estudio portátil de Podcast que podemos llevar en una mochila y con el que tendremos una excelente calidad de sonido a donde quiera que vayamos. La elección es tuya.

Ernesto Acosta
Podcaster, Blogger, sometimes Sysadmin, sometime Designer.. 
@tupodcastred
http://tupodcast.com